Misnebalam, el pueblo fantasma de Mérida,Yucatán

En cada rincón del territorio mexicano existen historias y leyendas fincadas en un pasado lejano del cual no podemos desprendernos y que es importante conservar; desde las que narran hechos que marcaron las tradiciones que hoy en día conservamos y las que nos recuerdan las dificultades que vivieron nuestros antepasados, hasta aquellas que por su desgarrador desenlace pintan localidades con un presente sombrío y tenebroso.

Una de estas historias cuya naturaleza está sustentada en el miedo y terror, sucedió en Misnebalam, localidad perteneciente a la Subcomisaría de Santa María Yaxché del municipio de Mérida en el estado de Yucatán, ubicada en el kilómetro 17 de la carretera Mérida-Progreso, que en su años prósperos fue habitada por 170 personas.

Misnebalam es hoy en día literalmente un “pueblo fantasma”, puesto que desde el año 2005 todos sus habitantes optaron por abandonar el lugar, dejándolo únicamente a la gracia de Dios y de la naturaleza, permitiendo que luzca triste y desolado. Algunas teorías dicen que se fueron huyendo por miedo a lo que les sucedía y otras que por la falta de agua.

En realidad es un pueblo de tamaño pequeño que en sus años de esplendor fue una próspera comunidad henequenera comandada por un poderoso hacendado conocido como Don Fidencio G. Márquez.

Una de las historias que colocan a Misnebalam como un lugar donde ocurren sucesos paranormales es precisamente protagonizada por Don Fidencio. Resulta que un 22 de octubre de 1921 (este personaje), mientras iba en camino a su finca, acompañado de un trabajador y su hijo, fue interceptado y asesinado por lo que parece fue un ajuste de cuentas.

Sin embargo, la historia más reconocida y difundida por la gente y algunos medios de comunicación es lo ocurrido con un niño de nombre Julián, de quien considerables personas aseguran haber visto su fantasma rondar el pueblo.

Según cuenta la leyenda, “Juliancito” de 9 años de edad e hijo de trabajadores de la hacienda, fue violado por un peón mientras jugaba con una pelota de hilo y después se quitó la vida colgándose de un árbol.

Con información de Entornoturístico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s